A MI PUEBLO Y SUS GENTES
Miguel Garcés Moya

Como han cambiado las cosas,
como han cambiado los tiempos.
Cuantas cosas yo recuerdo,
de nuestro querido pueblo.

Recuerdo cuando jugaba,
en el callejón de las Herreras.
Aquella famosa calle,
llamada la Callejuela.

Recuerdo el pozo Concejo,
y nuestra querida “Balsa”.
Hoy convertida en piscina,
en la que todos se bañan.

Recuerdo la Posada del Moreno,
y Calle de la Fuente.
Calle de Santa Águeda,
y el Barrio Paulete.

Ya no se ven aquellas mulas,
luciendo sus campanillas.
Por la mañanas, temprano,
cuando llegaba la trilla.

Ya no se ven rastrojeras,
ni canta los segadores.
Solo se escucha en los campos,
el run---run de los tractores.

Ya no se ven segadores.
los chavales ya no trillan.
Todo aquello se ha perdido,
nada queda hoy en día.

Como han cambiado los tiempos,
de una forma extraordinaria.
Cuantas cosas ha matado,
tanta y tanta maquinaria.

Como han cambiado las cosas,
de hoy, a como eran antes.
Pero mi pueblo ha sabido,
siempre seguir adelante.

Camporrobles, se llama mi pueblo,
mi pueblo tiene nobleza.
Sus hombres tienen bravura,
y sus mujeres belleza.

La juventud de mi pueblo,
esa juventud con “garra”.
Que tiene que hacer brillar,
a mi pueblo y a España.

Todo el Ayuntamiento,
el alcalde y sus habitantes.
Reciben con grandes fiestas,
a todos sus emigrantes.

Juntos con la comisión,
con la banda de música.
Esa inolvidable banda,
que se llama”la MAR—CHICA”.

Con lagrimas en los ojos,
cuando salí de mi pueblo.
No tuve otro pensamiento,
que el de volver pronto a verte.

No sé que tiene mi pueblo,
que me causa esta emoción.
Lo cierto es que a todos nos alegra,
cuando vemos el molón

No hay pueblo como mi pueblo,
ni gente como su gente.
Ni mujeres más bonitas,
ni hombres tan valientes.

Por donde quiera que vaya,
y donde quiera que yo este.
A mi pueblo y sus gentes,
nunca les olvidare.

Camporrobles se llama mi pueblo,
el pueblo donde nací.
Mi pueblo me vio crecer,
y en él quisiera morir.

Muchísimas gracias señoras,
muchísimas gracias señores.
Que VIVA NUESTRO PUEBLO,
nuestro pueblo CAMPORROBLES.

MIGUEL GARCES MOYA